Aficionados de los Jazz: ¿Apretamos el botón de pánico?

Una pregunta ronda en el aire de los aficionados de los Jazz. ¿Apretamos el botón de pánico?

Todos los años sucede lo mismo empieza la temporada y los aficionados de los Jazz confiamos plenamente en el equipo y pensamos que tienen opciones a todo, o al menos a mucho más de lo que el resto de fans y periodistas esperan de ellos. Pero luego, es empezar la temporada, encadenar un par de derrotas y que la gente empiece a pedir traspasos o incluso a poner en duda la calidad de jugadores de la talla de Gobert o Mitchell.

Aficionados de los Jazz: ¿Vamos por el anillo?

Como he dicho, todos los años pasa y este no es la excepción, pero esta temporada es distinta. ¿Por qué? Por qué este año incluso la periodistas y fans fuera del circulo de los Jazz los ponían con opciones al anillo, es más, antes del fichaje de Kawhi Leonard por los Clippers muchos sitios de apuestas tenían a los Jazz como favoritos. ¿Entonces esto quiere decir que tenemos razones para entrar en pánico? No, al menos no aún.

Los problemas actuales (para los aficionados de los Jazz)

Intentemos enumerar los problemas de este inicio de temporada y ver si tienen una solución simple.

La adaptación de Mike Conley

La primera y posiblemente la más obvia, Mike Conley. En cuanto los Jazz traspasaron a varios jugadores por el no solo es que nadie dijera que fue un mal traspaso, sino que automáticamente para casi todos los periodistas americanos los hacia aspirantes al anillo.

¿Pero por qué tanto revuelo por un base de 32 años que jamás ha sido All Star? Por que Conley no solo encaja mejor junto a Mitchell que Rubio (el simple hecho de ser una amenaza desde la línea de tres puntos ya le abre muchos huecos a Mitchell, eso ya ha quedado demostrado esta temporada con todos los tiros de dos que esta teniendo) sino que encima es respetado por todas las superestrellas de la liga a un nivel que Rubio no puede alcanzar.

Mike el reclutador

Tanto Jeff Green como Emmanuel Mudiay ficharon por el mínimo con los Jazz por que Conley hablo con ellos, para algunos será algo intrascendente, pero ¿qué agentes libres conocéis que hayan querido jugar en Utah como primera opción y por el mínimo? ¿Pero entonces por qué es un problema Conley en este inicio de temporada?

Fácil, esta teniendo unos porcentajes de tiro pésimos y bastantes pérdidas por partido, pero no estamos hablando de un jugador de segundo año que tuvo un buen primer año, seguramente en una ciudad con un gran mercado en las cuales si un jugador tiene dos partidos buenos seguidos ya lo ponen como All Star (ejemplo Jeremy Lin en New York o Shannon Brown en Los Ángeles) y que gracias a eso se ha ganado un contrato que no merece.

Joe Ingles y Mike Conley
Joe Ingles y Mike Conley en el Madia Day de Utah Jazz

Conley se ganó un contrato alto y el respeto del resto de la liga en una franquicia como Memphis. Llevaba básicamente toda su vida de adulto viviendo en el mismo lugar. Hay que entender que, a pesar de lo que cobran estos jugadores, son humanos y tiene que ser duro abandonar su hogar, hacer una mudanza con su mujer y sus dos hijos a una ciudad que no conoces de nada.

Todo esto mientras entrena en pretemporada y hace entrevistas y anuncios para la nueva franquicia. El puesto de base siempre se ha dicho que es el más difícil al que ajustarse y más en un sistema como el de Utah el cual tiene movimiento de balón (de ahí el numero de perdidas). En cuanto Mike Conley haga “click” todo el ataque de los Jazz fluirá.

Es más, Mike esta mejorando en los últimos partidos:

Porcentajes Mike Conley
Porcentajes Mike Conley al 27.11.19

La defensa de los Utah Jazz

La segunda y yo creo que la más difícil de solucionar es la defensa, cuando Gobert no esta en el campo. Todo el sistema defensivo de los Jazz esta montado alrededor de Gobert, es tan fácil como evitar los tiros de tres dejando a los jugadores rivales exteriores que penetren y se las vean con Rudy. Obviamente este sistema funciona a la perfección cuando Rudy esta en la cancha.

El problema viene cuando se sienta, el año pasado cuando Rudy se sentaba nuestro pívot era Favors, no es un defensor al nivel de Gobert (nadie lo es) pero es un gran defensor interior, así que aunque fuésemos un poco peor con el defensivamente hablando, no era nada drástico y además tenía muy buena química con Ingles en el pick and roll lo cual compensaba en ataque lo poco que perdíamos en defensa.

Pero este año nuestros pívots suplentes son Ed Davis (lesionado y a pesar de ser un reboteador de élite no esta cerca del nivel defensivo de Favors) y Tony Bradley que… bueno… digamos que Korver tiene más verticalidad e intimidación en el poste bajo que él ( al menos de momento tal vez estos partidos de titular le sirvan para mejorar).

Algunos diréis que este problema tiene fácil solución, se para de dejarles penetrar y punto, pero desgraciadamente no es tan fácil, cuando estas acostumbrado durante 33 minutos por partido a dejar que penetre la persona a la que defiendes es muy difícil cambiar el “chip” y ponerte a defender de una forma completamente distinta durante los 15 minutos restantes. Como he dicho anteriormente son humanos y a quien no le ha pasado estar acostumbrado a hacer algo, que te cambien esa forma de hacerlo y como un idiota intentar hacerlo como antes.

La adaptación a la falta de Rudy Gobert

A mi me paso hace una semana, acostumbrado a conducir un coche manual fue coger un coche automático y cada que me tocaba parar intentar echar mano a la palanca de cambios y con el pie ir a donde debería estar el embrague. Pues en este caso pasa lo mismo, para cuando Michell se quiere dar cuenta de que Gobert no esta en la zona sino que esta Bradley ya ha dejado pasar a la persona que defiende.

Tal vez nos ayude esta racha de partidos que vamos a estar sin Gobert para que los jugadores se acostumbren a no depender tanto de él y puede que incluso los minutos le sirvan a Bradley para mejorar.

Calendario Noviembre 2019

Como se puede ver en la imagen superior a los Jazz les viene una serie de partidos que serían difíciles incluso con Gobert, ya que el día que no juegan están volando a la siguiente ciudad. Sin Gobert podríamos dar las gracias si ganamos dos de los cuatro siguientes partidos. Con esto lo que quiero decir es que tengamos paciencia. Todos los años que llevamos con Quin como entrenador han sido con inicios malísimos, pero generalmente es llegar enero y el equipo empezar a rodar.

Por lo tanto, aficionados de los Jazz, ¿Apretamos el botón de pánico? No, esperemos a enero, si para entonces seguimos con un Conley que no sabe por donde le da el aire y con una defensa pésima una vez Gobert se sienta ya será mas preocupante. Hasta entonces tratad de disfrutar con estos Jazz que son los más divertidos de ver en muchísimo tiempo.

Deja un comentario