Quin Snyder: la historia del maestro defensivo

El defensivo entrenador, Quin Snyder, recién renovado con la franquicia de Salt Lake City, tiene un reto mayúsculo. Con una plantilla con más talento que nunca, el estilo y las rotaciones, tiene una temporada emocionante por delante. Pero no siempre fue el líder que es hoy.

Quin Snyder (1966, Washington) lleva liderando a la franquicia mormona desde 2014. Después de unos años complicados, ha logrado a base de victorias y dolorosas derrotas, imponer un estilo. Una imperante defensa colectiva como obligación fundamental y varios derechos, como el contraataque, rotaciones, pantallas y un justo reparto de minutos en función de las necesidades.

No diré eso de ‘no siempre ha sido fácil’. Es que directamente nunca lo ha sido ni lo es con los Jazz. Pero en este artículo no me propongo analizar la primera parte de la temporada del conjunto mormón. Eso lo dejamos para navidad. Vamos a ver los inicios del bueno de Quin, de cómo llegó a Utah y el por qué.

Quin Snyder: Los inicios en Duke.

Para entender rápidamente a Quin Snyder debemos empezar con lo básico. Su carrera de jugador por desgracia no fue gran cosa, por lo que se dedicó en cuerpo y alma a los banquillos. 

‘Coach S’ comenzó su etapa como entrenador como asistente de ‘Coach K’ en su gran feudo, los Blue Devils de la Universidad de Duke. Allí estuvo cuatro temporadas, en las que tampoco pudo coronarse con un título nacional universitario, al igual que en su etapa como jugador. En el inicio de su carrera llegó a 2 final four, perdiendo ambas. Fueron las temporadas 1993/94 y 1998/99.

Al fin en 1999 le llegó la oportunidad de la mano de la Universidad de Missouri. Estuvo 7 años, hasta 2006. Sus primeros años fueron de gran impacto, llevando a los Tigers al torneo NCAA y logrando una victoria ante Kansas, por primera vez desde 1995. Llevo al equipo a 4 clasificaciones al torneo nacional, un récord universitario. En 2002 alcanzó el Elite Eight, lo más lejos que llegaron los Tigers en su historia. Acabó con un balance de 128 victorias y 96 derrotas.

Pero todo acabó en desastre. En 2004, la Universidad de Missouri fue penalizada por la NCAA. Acusaron a Quin Snyder de violar las reglas de reclutamiento, realizando contactos personales con varios jugadores jóvenes para convencerles para jugar. Estas prácticas fueron avanzando y perjudicando a toda la NCAA, llegando al punto de opinar varios entrenadores NBA sobre el tema. Quin fue cortado finalmente en 2006.

D-League.

Quin recogió una nueva oportunidad en la liga de desarrollo en 2007, concretamente en los Austin Toros. En 3 temporadas, con un balance de 94 victorias y 56 derrotas, se clasificó 3 veces a Playoffs. Llegó a jugar la final de 2008, siendo elegido mejor entrenador de la categoría.

Hora de aprender: asistente NBA.

Todos estos años no pasaron desapercibidos para la mejor liga del mundo, que de la mano de varios entrenadores, le dieron la oportunidad a Quin de aprender.

En 2010 fichó como asistente de Doug Collins en Philadelphia con los 76ers.​ Al año siguiente desempeñó el mismo papel en LA Lakers, siendo Mike Brown el entrenador principal, y en 2012 aceptó el mismo puesto en el CSKA de Moscú ruso a las órdenes de Ettore Messina. Volvió a la temporada siguiente para ejercer nuevamente como asistente, esta vez en Atlanta con los Hawks, a las órdenes de Mike Budenholzer.

3 temporadas en 3 franquicias distintas antes del gran salto final: los Utah Jazz. A partir de ahí, toda la historia es conocida. Quin cogió a un equipo sin rumbo y le dotó de un estilo, le dotó de personalidad. Y lo más importante, le devolvió las ganas de luchar, le dio un sentido.

Deja un comentario